ANDREA ARMADA

Karateka de Alto Rendimiento

Conoce mi nuevo proyecto pro fondos mi preparación para los Juegos Panamericanos

Hola, soy Andrea y mi pasión es el Karate Do. 

Tengo 23 años, de los cuales 16 llevo siendo karateka y 11 compitiendo en alto rendimiento como parte de la Selección de Venezuela.

Nací en Caracas, Venezuela, y a los 18 años me mude a Murcia, España, gracias a una beca deportiva en la UCAM donde me gradué de Comunicación Audiovisual y actualmente curso un Máster de Márketing y Comunicación.

Trabajo diariamente por mis metas, confiando en que los resultados vienen para quien nunca se rinde. Vivo el karate y su filosofa en cada uno de mis pasos.

A través de mi continuo entrenamiento y fusión con mis estudios, busco ser ejemplo e inspirar a todos las pequeños karatekas y niños de mi país a trabajar por su pasión a pesar de las situaciones adversas que nos rodean.

Lleva tu espíritu más allá del tatami.

Es un proyecto con el que busco diseñar prendas con espíritu karateka para expresar lo que esta arte marcial ha significado en mi vida y todo lo que forja continuamente  más allá del tatami.

Este proyecto es pro fondo para mi preparación deportiva para los próximos eventos competitivos.

preparación enfocada en:

Si deseas brindarme un apoyo económico adicional, más allá de tus compras en la tienda, tienes la opción de hacer una donación a través de este enlace. Tu contribución será muy apreciada y me ayudará a continuar entrenando y luchando por mis objetivos.

¡Gracias por considerar esta forma de apoyar mi proyecto y mis metas!

Este proyecto es pro fondo para mi preparación deportiva para los próximos eventos competitivos.

preparación enfocada en:

Si quieres respaldar mi preparación para los Juegos Panamericanos fuera de la compra de productos de la tienda, puedes donar a través de este botón. Tu contribución es valiosa y me ayuda a seguir entrenando y luchando por mis objetivos.

¡Gracias por apoyar mi proyecto y metas! 🏆❤️‍🔥

Dona aquí:

"Los sueños marcan la guía, trabajarlos hace la diferencia."

Karate, más que un deporte de alto rendimiento

Cuando empecé a practicar Karate, era muy pequeña para saber el significado de lo que estaba haciendo,  tampoco sabía verbalizar qué era lo que me atraía tanto él. Pero de lo que si estaba segura es de que me emocionaba por ir los días que tocaba clase, por memorizar los nombres de cada uno de los movimientos y sus variantes y por aprenderme más y más katas como si de letras de canciones se tratara.

Hoy en día puedo sentir como eso que me emocionaba (que ahora identifico como pasión) ha ido creciendo y creciendo, funcionando como la brújula principal de mi vida, y permitiendo que este ‘deporte’ me enseñe mucho más que solo puños y patadas.

Agradezco continuamente al Karate por haber impreso en mí su educación, siendo de sus valores principales, el respeto, la perseverancia, la disciplina, la fidelidad, la cortesía, la resiliencia… y siempre encontrando la forma de presentarse como influencia en los demás aspectos de mi vida.

Además, es imposible ignorar todo lo que conlleva ser competidora de alto rendimiento, implica que lo que puede llegar a ser tu Karate deba trascender y empezar a visualizarse como objetivos a cumplir. Con esto no quiero decir que lo que comenté antes deje de estar, al contrario, se debe exacerbar, aplicarlo de forma tal que ese trabajo diario, guiado por esos valores, se traduzca en mejora constante y traiga consigo esos resultados.

Así que sí, este ‘deporte’ es mi estilo de vida, me ha dado las mejores experiencias de mi vida, y otras muy dolorosas pero me ha impulsado a levantarme y seguir trabajando, me ha dado amistades para toda la vida, viajes, cultura y la cuenta sigue, por esto es más que un deporte de alto rendimiento.

¡Gracias por ser parte de mi equipo!